miércoles, febrero 09, 2005

FAMILIA, ADOLESCENCIA Y CONDUCTA ANTISOCIAL

¿Problemas de valores?

Sin duda la familia tradicional es un agente socializador de primer orden puesto que es un núcleo en el que se aprenden las reglas de respeto y cooperación con los demás. Es por ello que nos podemos preguntar en qué medida su estructura, así como el número de hermanos, incide en el el desarrollo de los hijos y en especial en la conducta de los adolescentes.
Durante la adolescencia, ¿creemos que existen diferencias entre las conductas antisociales que manifiestan algunos alumnos en función de la estructura familiar y del número de hermanos? ¿Pensamos que los los hijos de familias desestructuradas o con mayor número de hermanos cometen más acciones antisociales?

4 Comments:

At 9:47 a. m., Anonymous Anónimo said...

Me parece un debate muy interesante. En mi opinión, no es tanto la estructura familiar, cuanto más las características de este entorno familiar (y social) en que se desenvuelve el alumno, lo que da lugar a que determinados alumnos presenten una mayor tendencia al enfrentamiento y a la violencia con compañeros y adultos.
Vanessa Fdez. Carballo

 
At 7:47 p. m., Anonymous Mª Gloria Riera said...

Me parece muy interesante el debate y creo que , a los que estamos trabajando en educación y nos sentimos responsables en algo de la formación de nuestros adolescentes, todavía nos debe hacer reflexionar mas si cabe.
En mi opinión, es fundamental el entorno familiar, no tanto su grado de estructuración ni el número de hermanos, sino la capacidad y entrega de los padres, su sentido de la importancia de su labor y de los valores que creen deben inculcar en sus hijos, así como las estrategias que posean para llevarlo a cabo.
Vivios en una sociedad en la que existe una tendencia a resaltar lo negativo, lo antieducativo, el poseer antes que el ser y ello, no cabe duda que nos lo pone difícil a padres y educadores.
Estos y otros factores son los que a mi modo de ver influyen en las conductas antisociales de los alumnos-hijos.

 
At 7:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

El tema de la conducta antisocial es una de las problemáticas que más preocupan a educadores y sociedad en general.
Al plantear la influencia de la estructuración familiar, creo que primero tendríamos que plantearnos ¿qué significa desestructuración familiar? Si por esto nos referimos a entornos familiares con ausencia de pautas de referencia de autoridad (no autoritarismo) y límites, afectividad, intercambio de frases sin diálogo y comunicación, etc. entonces evidentemente su influencia en la conducta de los niños y jóvenes es crucial. Esto no tiene que ver con el número de hermanos y composición familiar.
Sira Coello Gabián

 
At 5:22 p. m., Anonymous Mª Gloria Riera said...

OK Sira!!!

 

Publicar un comentario

<< Home